miércoles, 25 de enero de 2012

Centro de interpretación de la Ría del Eo

Hace un par de años fui contratado como ayudante en el proyecto de lo que ahora es el Centro de interpretación de la Ría del Eo, en Castropol. Mi trabajo consistió en ayudar al encargado de ejecución de la obra a pintar los murales que un diseñador de su empresa había ideado. El encargado de la ejecución, Fran Sánchez, es un artista con soluciones para todo. En este caso pintamos los murales -que cubren todo el espacio interior del edificio salvo los techos y que en algunas salas alcanza los 5 metros de altura- con esponjas humedecidas en agua mezclada con un poco de pintura de color. Así conseguimos el efecto de colores suaves apastelados con una textura suave. Para algunos bordes se me fue ocurriendo utilizar tizas, cuya línea quedaría más marcada y fijada al repasarla con una brocha con el color aguado.
Nosotros nos encargamos de plasmar la idea del diseñador. Después, otro equipo o el mismo Fran, prepararon maquetas de animales representativos de la ría que van instalados en unas vitrinas para hacer un recorrido explicativo. Aún no he pasado como visitante a ver cómo quedó todo ello.

Algunas salas están dedicadas al monte que rodea a la ría, otras a diferentes aspectos de las orillas. Cada sala varía el diseño de acuerdo a los contenidos de cada una y de las vitrinas que las habitarían.